Poesía propia: Mírame de nuevo

Como si no existieran cárceles para los hombres, me invento una mas
Era un flaco escuálido, a merced del mas virgen vendaval,
Que caminaba por calles de héroes olvidados,
Sin otros rumbos en mis pies, que el riesgo de llevar una lápida al hombro
Y como un bendito capricho,
Que haría reír a la desgracia,
Apareció el marrón irónico de tus ojos,
¿Quién puede negarse a pudrirse en ellos?
.
Muchas balas esperando un cráneo por otro poema de amor,
Así y todo,
Cuando ruedo por este mundo de bajadas,
Mientras el sol acuchilla rayo a rayo la mirada,
Ruego que me mires de nuevo para llevarme a un tiempo adolescente,
A esas noches de juventud
.
Cuando en la oscuridad se ven los colores del oro abandonado,
En una realidad gris,
Donde la luna nos ha dejado y el sol aún no llega,
Reímos,
Bebemos en un piso de tierra bajo un cielo huérfano,
En ese minuto de paz antes que la vida comience,
Con rostros borrosos cargados de rasgos conocidos.
.
Cuando vuelva a ser un mortal más,
Llevando mis deberes,
Mírame de nuevo,
Mirada marrón,
Sus ojos marrones,
Sus ojos,
Un cielo amanecido donde podría jugar a creer en Dios.

Si te ha gustado este humilde y perdido poema, te invito a compartir el mismo en tus redes sociales. Estarás ayudando ¡un montón!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba