Reseña de “Todo se desmorona” (1958), de Chinua Achebe

Es una buena novela para conocer un poco más sobre las costumbres y ceremonias de las tribus africanas. Para lograr esto, el autor, juega con los sentimientos del personaje principal, “Okonkwo”, y sobre todo en como él mismo, debe mostrarse fuerte y con actitudes indiferentes ya que, Okonkwo es un gran guerrero y de una posición importante en su tribu, y por lo tanto, la muerte, la tristeza o la nostalgia no pueden ser expresadas en frente de otros miembros de la tribu, aunque semejantes emociones hacen mella en la procesión interna de Okonkwo.

Como la historia general de África esta inmersa en una gran tragedia, el autor, sin duda también marcado intelectualmente por la misma, vuelca sobre la tinta de la novela y su personaje principal, una sensación de desgracia latente, la cual, hace suponer al lector que en todo momento algo malo esta a punto de suceder.
Y como no puede suceder de otra forma, tomando esto último, la vida y la familia de Okonkwo caen en la desgracia latente la cual se profundiza por el primer contacto de las tribus con los misioneros religiosos y por lo tanto, con el hombre blanco y sus costumbres. Si se quiere, hay un trasfondo implícito allí, y sobre lo dañino que fue para las tribus y para todo el África la llegada de “dios”.
Okonkwo finalmente, al comprender que su tribu no ira a la guerra con los recién llegados, lleva a cabo una decisión drástica.

 El autor.

Albert Chinualumogu Achebe, más conocido como Chinua Achebe, nace en Ogidi, Nigeria, el 16 de noviembre de 1930 y fallece el 21 de marzo de 2013 en Estados Unidos. 
“Todo se desmorona” fue su primer novela, y es considerada la mejor obra que realizó, actualmente esta novela es la más leída de la literatura africana moderna. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba